Página principal

Laboratorio Oceanográfico y Meteorológico del Atlántico de NOAA

Nuestra cartera de investigación abarca estudios oceánicos, costeros y atmosféricos para preparar a la nación de cambios forzados por variabilidad sinoptica, clima y presiones sobre ecosistemas marinos.

Mejorando el pronóstico de huracanes

Volamos hacia las tormentas para observar directamente los procesos que producen los cambios de intensidad, empleamos nuevas tecnologías como planeadores oceánicos y aviones no tripulados para observar donde los humanos no pueden ir de forma segura, e incluimos estas observaciones en nuestros modelos de huracanes, como el modelo de Pronóstico de Investigación Meteorológica de Huracanes (HWRF) para ayudar a la NOAA a proporcionar los mejores pronósticos posibles.

Identificación de soluciones para los ecosistemas costeros

AOML adopta un enfoque basado en el ecosistema para describir cómo el entorno físico, químico y humano está conectado e influencia a las especies marinas. Consideramos impactos y relaciones con sistemas costeros tales como arrecifes de coral, y poblaciones de peces de importancia económica manejados por NOAA y colaboradores, de modo que se pueda gestionar mejor los recursos.

Comprendiendo el ciclo global del carbono

AOML trabaja con nuestros socios para describir el papel del océano en el ciclo global del carbono. Usando barcos de oportunidad, monitoreamos el carbono mientras se mueve entre el océano y la atmósfera. También observamos el impacto de las crecientes cantidades de carbono en el océano, causante de la acidificación del océano.

Comprensión del papel del océano en el clima y el tiempo

AOML aprovecha los datos de sus sistemas de observación de los océanos para examinar patrones de cambio en propiedades oceánicas y cómo estos patrones de cambio pueden explicar, e incluso predecir, fenómenos meteorológicos severos como los huracanes. También estudiamos cómo el océano puede influir en patrones estacionales, tales como temperaturas extremas y sequía.

Mantenimiento de los sistemas de observación de los océanos

AOML diseña, optimiza y mantiene sistemas clave de observación de los océanos con socios mundiales para vigilar las corrientes oceánicas y otras propiedades. Estudiamos la forma en que los cambios oceánicos afectan al clima y a los ecosistemas marinos y nos basamos en el estado actual de los conocimientos manteniendo valiosos conjuntos de datos de largo plazo sobre los cambios oceánicos a lo largo del tiempo para mejorar las predicciones del sistema terrestre.

Avanzando en el modelado ambiental

El uso de ordenadores en la simulacion del mundo natural ayuda a informar, a tomar decisiones y a salvar vidas. Trabajamos estrechamente con las autoridades federales y las comunidades académicas e internacionales para perfeccionar los modelos de pronósticos de huracanes, para informar sobre inversiones económicas sólidas en los sistemas de observación y en comprender el impacto de las decisiones de gestión de los recursos.

Noticias recientes

Huracán Ida
Los científicos toman muestras de múltiples tormentas mientras los trópicos entran en el pico de formación de huracanes

Los científicos especializados en huracanes del AOML tomaron muestras de múltiples tormentas este verano, cuando el Atlántico entró en su período de máxima formación de huracanes. Desde Elsa hasta Sam, las observaciones que recogieron apoyaron la misión de la NOAA de preparar al público para el clima severo proporcionando datos críticos para pronósticos precisos y actualizados.

Noticias principales

Los científicos toman muestras de múltiples tormentas mientras los trópicos entran en el pico de formación de huracanes

Los científicos especializados en huracanes del AOML tomaron muestras de múltiples tormentas este verano, cuando el Atlántico entró en su período de máxima formación de huracanes. Desde Elsa hasta Sam, las observaciones que recogieron apoyaron la misión de la NOAA de preparar al público para el clima severo proporcionando datos críticos para pronósticos precisos y actualizados.

Huracán Ida

Leer más noticias

Se descubren procesos de alteración del hábitat en los arrecifes del Pacífico oriental
Esquema de las principales corrientes que alimentan el Atlántico Norte y que componen la rama norte de la AMOC.
Un estudio explora la relación entre el carbono antropogénico y la circulación oceánica
La vista de una puesta de sol desde la cubierta del crucero 2021 PIRATA.
El calentamiento del océano profundo continúa en el canal de Vema
Los corales urbanos persisten en lugares insólitos
Esquema de las principales corrientes que alimentan el Atlántico Norte y que componen la rama norte de la AMOC.
La vista de una puesta de sol desde la cubierta del crucero 2021 PIRATA.
Imagen de espuma marina en la superficie del océano. Crédito de la foto: NOAA AOML.
Foto de cerca de la bacteria Vibrio
Imagen destacada de la noticia del Simposio Internacional sobre Arrecifes de Coral 2021

Investigación sobre huracanes, clima, costas.

AVANZANDO Modelado ambiental

El uso de ordenadores en la simulacion del mundo natural ayuda a informar, a tomar decisiones y a salvar vidas. Trabajamos estrechamente con las autoridades federales y las comunidades académicas e internacionales para perfeccionar los modelos de pronósticos de huracanes, para informar sobre inversiones económicas sólidas en los sistemas de observación y en comprender el impacto de las decisiones de gestión de los recursos.

COMPRENSIÓN El ciclo mundial del carbono

AOML trabaja con nuestros socios para describir el papel del océano en el ciclo global del carbono. Usando barcos de oportunidad, monitoreamos el flujo de carbono mientras se mueve entre el océano y la atmósfera. También observamos el impacto de las cantidades crecientes de carbono en el océano, que causa la acidificación del océano.

MEJORANDO Pronósticos de huracanes

Volamos hacia las tormentas para observar directamente los procesos que conducen el cambio de intensidad, empleamos nuevas tecnologías como planeadores oceánicos y aviones no tripulados para observar donde los humanos no pueden ir de forma segura, y ponemos estas observaciones en nuestros modelos de huracanes, como el modelo de Pronóstico de Investigación Meteorológica de Huracanes (HWRF) para ayudar a la NOAA a proporcionar los mejores pronósticos posibles.

COMPRENDIENDO EL PAPEL DEL OCÉANO En el tiempo y el clima

AOML aprovecha los datos de sus sistemas de observación de los océanos para examinar patrones de cambio en propiedades oceánicas y cómo estos patrones de cambio pueden explicar, e incluso predecir, fenómenos meteorológicos severos como los huracanes. También estudiamos cómo el océano puede influir en patrones estacionales, tales como temperaturas extremas y sequía.

MANTENIMIENTO Sistemas de observación de los océanos

AOML diseña, optimiza y mantiene sistemas clave de observación de los océanos con socios mundiales para vigilar las corrientes oceánicas y otras propiedades. Estudiamos la forma en que los cambios oceánicos afectan al clima y a los ecosistemas marinos y nos basamos en el estado actual de los conocimientos manteniendo valiosos conjuntos de datos de largo plazo sobre los cambios oceánicos a lo largo del tiempo para mejorar las predicciones del sistema terrestre.

IDENTIFICANDO LAS SOLUCIONES Para los ecosistemas costeros

AOML adopta un enfoque basado en el ecosistema para describir cómo el entorno físico, químico y humano está conectado e influencia a las especies marinas. Consideramos impactos y relaciones con sistemas costeros tales como arrecifes de coral, y poblaciones de peces de importancia económica manejados por NOAA y colaboradores, de modo que se pueda gestionar mejor los recursos.

Nuestra investigación tiene un impacto

Proyecto: La vigilancia del océano mejora las previsiones meteorológicas

AOML desempeña un papel fundamental en recoleccion y mantenimiento sostenido de observaciones oceánicas que monitorean temperatura y salinidad mediante el uso de flotadores a la deriva, flotadores Argo, XBT, anclajes y otras plataformas.

Impacto: La adición de datos oceánicos directamente de debajo de una tormenta conduce a pronósticos más precisos de huracanes

Los datos de los planeadores oceánicos no tripulados mejoran nuestra comprensión del estado actual de los océanos y se utilizan para inicializar los modelos de huracanes. Los datos de los planeadores que pasaron bajo el huracán Gonzalo mejoraron el pronóstico de intensidad en una categoría de la escala Saffir Simpson.

Proyecto: Vigilancia de las poblaciones de peces deportivos de importancia comercial

AOML desarrolló un modelo de peces deportivos que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos adoptó para evaluar los impactos de la Restauración de Humedales (Everglades) en las poblaciones de peces deportivos del sur de Florida, las cuales son de gran importancia económica y ecológica.

Impacto: Empoderar Administradores para Evaluar Diferentes Escenarios y Planificar el Futuro

La mayoría de los peces deportivos del sur de Florida dependen de estuarios sanos con escorrentías naturales de agua dulce. El modelo muestra cómo la trucha de mar respondería a diferentes escenarios de manejo, dando a los administradores información valiosa para actuar.

Proyecto: Módulo Nido Móvil de Alta Resolución del HWRF

AOML desarrolló un nido móvil de alta resolución en el modelo regional de huracanes de la NOAA conocido como HWRF, aumentando la resolución sobre el entorno de la tormenta. Hacemos la transición operacional del modelo HWRF en asociación colaborativa con el Centro de Modelado Ambiental de la NOAA.

Impacto: La mayor precisión de los pronosticos informa mejor a las comunidades costeras

El modelo HWRF ha mejorado las previsiones de intensidad en 10-5 kts en el período crítico de toma de decisiones de 48-72 horas antes del aterrizaje. Esto permite a la gente tomar decisiones informadas para preparar a sus familias, hogares y comunidades.

La vigilancia del océano mejora las previsiones meteorológicas

AOML desempeña un papel fundamental en recoleccion y mantenimiento sostenido de observaciones oceánicas que monitorean temperatura y salinidad mediante el uso de flotadores a la deriva, flotadores Argo, XBT, anclajes y otras plataformas.

Impacto: La adición de datos oceánicos directamente de debajo de una tormenta conduce a pronósticos más precisos de huracanes

Los datos de los planeadores oceánicos no tripulados mejoran nuestra comprensión del estado actual de los océanos y se utilizan para inicializar los modelos de huracanes. Los datos de los planeadores que pasaron bajo el huracán Gonzalo mejoraron el pronóstico de intensidad en una categoría de la escala Saffir Simpson.

Vigilancia de las poblaciones de peces deportivos de importancia comercial

AOML desarrolló un modelo de peces deportivos que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos adoptó para evaluar los impactos de la Restauración de Humedales (Everglades) en las poblaciones de peces deportivos del sur de Florida, las cuales son de gran importancia económica y ecológica.

Impacto: Empoderar Administradores para Evaluar Diferentes Escenarios y Planificar el Futuro

La mayoría de los peces deportivos del sur de Florida dependen de estuarios sanos con escorrentías naturales de agua dulce. El modelo muestra cómo la trucha de mar respondería a diferentes escenarios de manejo, dando a los administradores información valiosa para actuar.

El Nido Móvil de Alta Resolución del HWRF

AOML desarrolló un nido móvil de alta resolución en el modelo regional de huracanes de la NOAA conocido como HWRF, aumentando la resolución sobre el entorno de la tormenta. Hacemos la transición del modelo HWRF a operaciones en asociación con el Centro de Modelado Ambiental de la NOAA.

Impacto: La mayor precisión de los pronosticos informa mejor a las comunidades costeras

El modelo HWRF ha mejorado las previsiones de intensidad en 10-5 kts en el período crítico de toma de decisiones de 48-72 horas antes del aterrizaje. Esto permite a la gente tomar decisiones informadas para preparar a sus familias, hogares y comunidades.

Publicación destacada

Carbono oceánico integrado

COI-R. 2021. Investigación integrada sobre el carbono oceánico: A Summary of Ocean Carbon Research, and Vision of Coordinated Ocean Carbon Research and Observations for the Next Decade. R. Wanninkhof, C. Sabine y S. Aricò (eds.). París, UNESCO. 46 pp. (IOC Technical Series, 158.) doi:10.25607/h0gj-pq41 

Introducción: El conocimiento del ciclo del carbono oceánico es fundamental a la luz de su papel en el secuestro de CO2 de la atmósfera y para cumplir con objetivos y metas como el Acuerdo de París de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible y el Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible asociado. El aumento de los niveles de CO2 en el océano, debido principalmente a las emisiones humanas de gases de efecto invernadero, y la división del CO2 en especies orgánicas e inorgánicas tienen un impacto fundamental en el ciclo del carbono oceánico y en la salud de los ecosistemas. El esfuerzo de la Investigación Integrada sobre el Carbono Oceánico (IOC-R) pretende abordar cuestiones clave en la investigación sobre el carbono oceánico mediante objetivos de investigación y observación. Aprovecha los apreciables conocimientos adquiridos en los estudios de las últimas cuatro décadas sobre el ciclo del carbono oceánico y sus perturbaciones.

Lea el informe completo

iocr-report-cover

COI-R. 2021. Investigación integrada sobre el carbono oceánico: A Summary of Ocean Carbon Research, and Vision of Coordinated Ocean Carbon Research and Observations for the Next Decade. R. Wanninkhof, C. Sabine y S. Aricò (eds.). París, UNESCO. 46 pp. (IOC Technical Series, 158.) doi:10.25607/h0gj-pq41 

Introducción: El conocimiento del ciclo del carbono oceánico es fundamental a la luz de su papel en el secuestro de CO2 de la atmósfera y para cumplir con objetivos y metas como el Acuerdo de París de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible y el Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible asociado. El aumento de los niveles de CO2 en el océano, debido principalmente a las emisiones humanas de gases de efecto invernadero, y la división del CO2 en especies orgánicas e inorgánicas tienen un impacto fundamental en el ciclo del carbono oceánico y en la salud de los ecosistemas. El esfuerzo de la Investigación Integrada sobre el Carbono Oceánico (IOC-R) pretende abordar cuestiones clave en la investigación sobre el carbono oceánico mediante objetivos de investigación y observación. Aprovecha los apreciables conocimientos adquiridos en los estudios de las últimas cuatro décadas sobre el ciclo del carbono oceánico y sus perturbaciones.

Lea el informe completo

La colaboración de base de AOML y GFDL

Nuevas oportunidades en un entorno virtual

"Este es un gran punto de partida; le dio a la gente una lista de más de 10 temas con investigadores de ambos laboratorios trabajando en problemas similares. Ahora sabemos quién es una persona con la que podemos contactar, y que están interesados en colaborar porque dieron una charla en el taller".

-Renellys Pérez, Organizadora y Participante

Preguntas frecuentes sobre los huracanes

¿Por qué las armas nucleares no destruyen los huracanes?

La cantidad de energía que produce una tormenta supera con creces la energía producida por un arma nuclear. Además, el inconveniente de la lluvia radioactiva de una operación de este tipo superaría con creces los beneficios y podría incluso no alterar la tormenta.

Para más información , pulse aquí.

¿Cuánta energía se libera de un huracán?

La energía liberada por un huracán puede explicarse de dos maneras: la cantidad total de energía liberada por la condensación de las gotas de agua (calor latente), o la cantidad de energía cinética generada para mantener los fuertes vientos arremolinados de un huracán. La gran mayoría del calor latente liberado se utiliza para impulsar la convección de una tormenta, pero la energía total liberada por la condensación es 200 veces la capacidad de generación de electricidad en todo el mundo, o 6,0 x 1014 vatios por día. Si se mide la energía cinética total en su lugar, se obtiene alrededor de 1,5 x 1012 vatios por día, o ½ de la capacidad de generación eléctrica mundial. Parecería que aunque la energía eólica parece ser el proceso energético más obvio, es en realidad la liberación latente de calor lo que alimenta el impulso de un huracán.

Para más información , pulse aquí.

¿Qué causa los ciclones tropicales?

La atmósfera tropical suele ser inestable. La cantidad de energía acumulada en las capas inferiores a través de la evaporación del agua acaba superando cualquier capa estable. Esto permite que se formen cúmulos de tormentas eléctricas. Estos cúmulos se desplazan junto con los vientos dominantes como perturbaciones tropicales. En ocasiones, se desarrollan circulaciones ciclónicas dentro de estas perturbaciones. Estas circulaciones pueden amplificarse y la perturbación formará un ciclón tropical. Sólo un 10% de las perturbaciones se convierten en ciclones tropicales, por lo que las influencias a gran escala que inciden en dichas perturbaciones desempeñan un papel importante en la formación de los ciclones.

Para más información , pulse aquí.

¿Por qué los vientos de los ciclones tropicales suelen ser más fuertes en un lado?

Un huracán suele ser una espiral simétrica. Pero si se mueve hacia adelante, este movimiento hace que el campo de viento sea asimétrico. El lado de la espiral con vientos que soplan en la dirección del movimiento sumará la velocidad de avance a la velocidad del viento. El lado de la espiral con el viento que sopla en la dirección opuesta restará la velocidad de avance a la velocidad del viento.

Por ejemplo, un huracán con vientos de 90 mph que avanza a 10 mph tendría una velocidad de viento de 100 mph en el lado que avanza y 80 mph en el lado con vientos que soplan hacia atrás al movimiento.

Para más información , pulse aquí.

¿Cómo se nombran los huracanes?

Los nombres se asignan a los ciclones tropicales organizados cuando sus vientos superan las 39 mph (17,5 m/s, 34 nudos). Los nombres se extraen de una lista creada antes de la temporada por la Organización Meteorológica Mundial de las Naciones Unidas. Cada cuenca de ciclones tropicales tiene su propia lista de nombres, que mantiene un Comité Regional de la OMM. Si se produce una tormenta especialmente dañina, el nombre de esa tormenta puede retirarse. Si una tormenta se desplaza a través de las cuencas, mantiene el nombre original. Sólo se le cambia el nombre si se disipa hasta convertirse en una perturbación tropical y luego se reforma.

Para más información , pulse aquí.