Etiqueta: Corrientes Globales

Una nueva investigación que muestra el vínculo entre la corriente de Florida y el océano Pacífico podría mejorar la predicción del nivel del mar y del clima

Un reciente estudio realizado por científicos del Laboratorio Oceanográfico y Meteorológico del Atlántico (AOML) de la NOAA es el primero en demostrar que las variaciones de temperatura de El Niño-Oscilación del Sur (ENSO) en el Océano Pacífico ecuatorial pueden ayudar a predecir las anomalías de transporte de la corriente de Florida tres meses después. La conexión entre el transporte de la Corriente de Florida y el ENSO se produce a través del impacto del ENSO sobre el nivel del mar en el lado oriental del Estrecho de Florida, que desempeña un papel dominante en la variabilidad del transporte de la Corriente de Florida en escalas de tiempo interanuales.

Lee más

El Océano Índico desempeña un papel clave en el calentamiento global

La Tierra se está calentando, pero las temperaturas en la atmósfera y en la superficie del mar que aumentaron constantemente en el último medio siglo se han nivelado y ralentizado en la última década, causando la aparición de un desequilibrio en el presupuesto de calor de la Tierra. Los científicos están investigando en las profundidades del océano para determinar dónde podría almacenarse esta energía calórica adicional, y recientemente trazaron un camino que conduce al Océano Índico.

Lee más

Circulación Meridional de vuelco: Siguiendo el calor

Si quieres entender el clima de la Tierra y cómo cambia de año en año y de década en década, mira a los océanos y sigue el calor. El principal impulsor de la redistribución del calor alrededor del globo en el sistema climático oceánico es la Circulación Meridional de Vuelco, o MOC. La MOC es un patrón de circulación vertical que intercambia aguas superficiales y profundas mediante el movimiento hacia los polos de las aguas superficiales. Por ejemplo, la bien conocida Corriente del Golfo, en el litoral oriental de América del Norte, lleva el agua caliente hacia el norte hasta los mares de Groenlandia y Noruega, donde se enfría y se hunde.

Lee más

El conjunto de boyas oceánicas a la deriva de la NOAA

Las boyas a la deriva son un instrumento primario utilizado por la comunidad oceanográfica para medir la circulación de la superficie del océano con una resolución sin precedentes. Una boya a la deriva está compuesta por un flotador de superficie, que incluye un transmisor para transmitir datos vía satélite, y un termómetro que lee la temperatura a unos pocos centímetros por debajo de la interfaz aire-mar. El flotador de superficie está atado a un drogue de calcetín de herradura (también conocido como "ancla marina"), centrado a 15 m de profundidad. El flotador sigue el flujo de la corriente de superficie del océano integrado sobre la profundidad del drogue.

Lee más