Printer Friendly Version

Volver a la Página de Observaciones de los Ciclones Tropicales | Volver a la Página principal de Preguntas Frecuentes

Pregunta: H1) ¿Cuál es la técnica de Dvorak y cómo se usa?

Contribución de Chris Landsea (NHC)

La técnica Dvorak es una metodología para obtener estimaciones de la intensidad de los ciclones tropicales a partir de imágenes de satélites. Vern Dvorak desarrolló el sistema de reconocimiento de patrones usando un árbol de decisión a principios de 1970 (Dvorak, 1975, 1984) .

Utilizando la imágen de satélite actual de un ciclón tropical, tratamos de encontrar un patrón similar a los tipos de patrones posibles establecidos en la técnica de Dvorak como son: Patrón de Bandas Curvadas, Patrón de Cizalladura, Patrón de Ojo, Nublado Denso Central (CDO por sus siglas en inglés), Patrón Central Frio Cubierto. Si las imágenes de satélite infrarrojo están disponibles para los patrones del ojo (por lo general el patrón observado para los huracanes, los huracanes intensos y tifones), el esquema utiliza la diferencia entre la temperatura del ojo (caliente) y la temperatura de las nubes que rodean al ojo ( fría ). Cuanto mayor sea la diferencia, se estima que sea más intenso el ciclón tropical. A partir de éste, se obtiene un "número-T" y " Un número de la intensidad actual (CI por sus siglas en inglés)". Los números de CI han sido calibrados con medidas de aeronaves de los ciclones tropicales en el Pacífico Noroccidental y en la cuenca del Atlántico. En promedio, el número de CI corresponde a las siguientes intensidades:

Números de la Intensidad Actual
Número de CI Vientos Máximos Sostenidos de 1 minuto
(nudos)
Presión Central
(mb)
AtlánticoPacífico Noroccidental
0.0<25--------
0.525--------
1.025--------
1.525--------
2.03010091000
2.5351005997
3.0451000991
3.555994984
4.065987976
4.577979966
5.090970954
5.5102960941
6.0115948927
6.5127935914
7.0140921898
7.5155906879
8.0170890858

Tenga en cuenta que en este estimado de los vientos máximos y la presión central se asume que los vientos y las presiones siempre son coherentes. Sin embargo, dado que los vientos son determinados por un gradiente de presión, los ciclones tropicales pequeños (como por ejemplo Andrew en 1992 en el Atlántico) pueden tener vientos más fuertes para una determinada presión central a diferencia de un ciclón tropical más grande con la misma presión central. Es por eso que hay que ser cauteloso y no tratar de forzar a ciegas a los ciclones tropicales en "encajar" en las relaciones mencionadas en la tabla superior sobre la presión y viento. La razón es que las presiones más bajas se dan en los ciclones tropicales del Pacífico Noroccidental, en comparación con las presiones más altas de los ciclones tropicales de la cuenca del Atlántico. La cuenca del Pacífico Noroccidental tiene un menor campo de presión del nivel del mar. Por lo tanto para mantener un gradiente de presión dado y los vientos, la presión central en consecuencia debe ser más pequeña en esta cuenca.

Los errores promedio por el uso de la técnica de Dvorak, en comparación con las mediciones tomadas por aeronaves en el Pacífico Noroccidental es de 10 mb con una desviación estándar de 9 mb (Martin y Gray 1993). Es probable que las estimaciones de los ciclones tropicales del Atlántico tengan errores similares. Así, un huracán del Atlántico que reciba un número de CI (intensidad actual) de 4,5 (vientos de 77 nudos y una presión de 979 mb) podría en realidad estar en cualquier rango de vientos de 60 a 90 nudos y presiones de entre 989 a 969 mb. Estos serían los rangos típicos que estaríamos esperando y los errores podrían aún ser peores. Sin embargo, en ausencia de otras observaciones, la técnica de Dvorak constituye al menos una estimación consistente de la verdadera intensidad del ciclón tropical.

Si bien la técnica de Dvorak fue calibrada para el Atlántico y el Pacífico Noroccidental a causa de datos proveídos por los aviones de reconocimiento, la técnica también ha sido muy útil en otras cuencas que han limitado las plataformas de observación. Sin embargo, en algún momento sería preferible volver a obtener la técnica de Dvorak para calibrar los ciclones tropicales con los datos disponibles en otras cuencas. Por último, mientras que la técnica de Dvorak está diseñada principalmente para proporcionar estimaciones de la intensidad de los ciclones tropicales, un pronóstico de 24 horas de la intensidad se puede obtener también mediante la extrapolación de la tendencia del número de CI. Se desconoce si esta metodología proporciona previsiones hábiles.

Volver a la Página de Observaciones de los Ciclones Tropicales | Volver a la Página principal de Preguntas Frecuentes
Employee Tools
Stay Connected