El calentamiento del océano profundo continúa en el canal de Vema

En un estudio reciente publicado en la American Geophysical Union (AGU), los científicos del Laboratorio Oceanográfico y Meteorológico del Atlántico(AOML) de la NOAA contribuyeron a un estudio internacional que confirmó las tendencias de calentamiento y la posibilidad de un aumento de las tasas de calentamiento en uno de los canales más profundos del océano Atlántico sudoccidental, el Canal de Vema.

El Canal de Vema es un estrecho y profundo pasaje en el Océano Atlántico Sur, por donde fluye hacia el norte una gran fracción del Agua de Fondo Antártica (AABW) del Atlántico Sur. Esta zona es un lugar clave para su estudio debido al agua profunda y fría que puede fluir a través de ella. El AABW representa el agua más fría y densa del Océano Austral que contribuye a la célula profunda/abisal de la Circulación Meridional de Vuelco (MOC). El aumento de las tasas de calentamiento del océano podría cambiar la fuerza de la circulación de vuelco y afectar al tiempo y al clima, así como a la aportación de nutrientes, que repercute en las zonas costeras y en la pesca de altura.

Batimetría de ETOPO1(Amante y Eakins, 2009). Se muestra la isolínea batimétrica de 3600 m. Están representados el canal de Vema, la meseta de São Paulo (SPP), la elevación de Río Grande Este (ERGR) y la elevación de Río Grande Oeste (WRGR).

La MOC es un componente de la circulación oceánica global que consiste en una capa superior de aguas más cálidas y ligeras que fluyen hacia el norte y aguas profundas del Atlántico Norte que fluyen hacia el sur por debajo. Esta célula superior se asienta sobre una célula de aguas más frías y densas, conocida como célula abisal. Estas masas de agua se desplazan por el océano global, intercambiando temperatura, salinidad, carbono y nutrientes por el camino.

Otros estudios basados en observaciones han confirmado el calentamiento de las aguas oceánicas desde las últimas décadas del siglo XX, pero esas observaciones se limitaban sobre todo a los 2.000 metros superiores del océano. Más recientemente, los científicos han podido investigar el calentamiento en las profundidades del océano (por debajo de los 2.000 metros) utilizando instrumentos nuevos y existentes. Esto permite determinar el impacto del calentamiento global en el sistema oceánico global. Este nuevo estudio presenta una nueva serie temporal de temperatura observada a partir de amarres cerca del fondo del Canal de Vema, desde febrero de 2019 hasta agosto de 2020. Esta nueva serie temporal del Canal de Venma, en combinación con los datos históricos, confirma una tendencia persistente al calentamiento del AABW que fluye a través del Canal de Vema. Los datos sugieren que las aguas abisales del Canal de Vema se han calentado aproximadamente 0,06 grados Celsius (°C) entre enero de 1991 y agosto de 2020. Además, sugieren la posibilidad de un calentamiento acelerado de 0,0016 °C por año, entre principios de la década de 1990 y 2005, a 0,0026 °C por año desde 2005.

Esquema de la entrada de la AABW en el Atlántico Sur. Un ramal del AABW fluye a través del Canal de Vema. También se indican en el esquema los amarres del MOC internacional del Atlántico Sur Basin-wide Array (SAMBA). Los amarres del MOC del Atlántico Sudoccidental (SAM) de la NOAA se muestran con los símbolos azules. Imagen creada por Bertrand Dano (UM/CIMAS, NOAA/AOML). El recuadro muestra una ampliación del flujo desde una orientación diferente.

"Este estudio demuestra la importancia de conservar y preservar los conjuntos de datos históricos, de modo que los nuevos conjuntos de datos puedan compararse con estas observaciones de referencia, para comprender y cuantificar los cambios a largo plazo. También destaca la importancia de la colaboración entre un equipo internacional de científicos que nos permite construir colectivamente registros a largo plazo", dijo Renellys Pérez, científica del AOML y colaboradora del estudio. 

El océano ha absorbido la mayor parte del exceso de calor inyectado en la atmósfera durante el último siglo. Como resultado, el océano global se ha calentado significativamente, en todas las profundidades. Sin embargo, es posible que este calentamiento no haya llegado a todas las partes del océano profundo, por lo que es importante comparar diferentes lugares para comprender plenamente los procesos de circulación oceánica que tienen lugar. El Canal de Vema es uno de los únicos canales lo suficientemente profundos como para que el AABW fluya a través de él, lo que lo convierte en un componente crítico para la célula abisal del MOC y en un lugar importante para su estudio. Las variaciones del agua de fondo de la Antártida actúan como indicadores de los efectos del cambio climático en el océano más profundo. 

Referencia:

Campos, E.J.D., M.C. van Caspel, W. Zenk, E.G. Morozov, D.I. Frey, A.R. Piola, C.S. Meinen, O.T. Sato, R.C. PEREZ y S. DONG, 2021: Warming trend in the abyssal flow through the Vema Channel in the South Atlantic. Geophysical Research Letters, 48(19):e2021GL094709, https://doi.org/10.1029/2021GL094709.