Printer Friendly Version

Volver a la Página de Observaciones de los Ciclones Tropicales | Volver a la Página principal de Preguntas Frecuentes

Pregunta: H2) ¿Quiénes son los "Hurricane Hunters" (Cazadores de Huracanes)" y cuál es el objetivo de su búsqueda?

Contribución de Neal Dorst (HRD)

En la cuenca del Atlántico (Océano Atlántico, Golfo de México y Mar Caribe) y en el Pacífico Nororiental y Norcentral, según sea necesario, el reconocimiento de huracanes se lleva a cabo por dos agencias del gobierno

  • Reservas de Fuerza Aérea de EE.UU. 53er Escuadrón de Reconocimiento del Tiempo (WRS por sus siglas en inglés).
  • Aviones del Centro de Operaciones del NOAA (AOC por sus siglas en inglés).
La Marina de los EE.UU. dejó de volar los huracanes en 1974.


C130 turningUSAF (por sus siglas en inglés) WRS 53 C130 photo

La 53er WRS tiene su base en Keesler AFB en Misisipi y mantiene una flota de diez aviones de WC-130 . Estas aeronaves de carga han sido modificadas para llevar instrumentos para medir el viento, presión, temperatura y el punto de rocío, así como la caída de sondas y cuenta además con la capacidad de hacer otras observaciones.


p-3 photoNOAA AOC p-3 photo

AOC actualmente se encuentra en la Base Aérea MacDill AFB en Tampa, Florida, y entre su flota de aviones tiene dos P-3 Orion, originalmente como sub Marina de los cazadores, pero modificado para incluir tres radares, así como una serie de instrumentos meteorológicos y la capacidad de "sondas." A partir de 1996 AOC agregó a su flota un avión Gulfstream IV que es capaz de hacer observaciones desde mayor altitud (hasta 45,000 pies). Se utiliza principalmente para colocar sondas alrededor del medio ambiente de un huracán para así poder medir los parámetros de escala sinóptica en las áreas oceánicas difíciles de adquirir datos.

Los aviones de la USAF son los caballos de batalla en los esfuerzos de la caza de huracanes. A menudo se despliegan en bases avanzadas, como Antigua, y llevan a cabo la mayor parte del reconocimiento del desarrollo de las ondas y las depresiones tropicales. Su misión en estas situaciones es buscar señales de una circulación cerrada y cualquier fortalecimiento o la organización que la tormenta podría estar mostrando. Esta información se transmite vía satélite a los especialistas de huracanes que la evalúan junto con los datos de otras plataformas.

Los aviones de la NOAA están más instrumentados y se utilizan principalmente para la investigación científica sobre las tormentas. También pueden ser llamados para el reconocimiento de huracanes maduros amenazando con tocar tierra, sobre todo en territorio de los EE.UU. Los aviones llevan entre seis y quince personas, tanto la tripulación de vuelo junto a la tripulación del tiempo. Las tripulaciones de vuelo consisten en el comandante de la aeronave, copiloto, ingeniero de vuelo, navegante, y los técnicos eléctricos. La tripulación del tiempo podría consistir en un meteorólogo de vuelo, científico principal del proyecto, un especialista en la física de las nubes, especialista en radar, y los operadores de sondas.

El propósito principal del reconocimiento es realizar un seguimiento del centro de la circulación, que a menudo son las coordenadas que el Centro Nacional de Huracanes emite, y medir los vientos máximos. Pero los equipos también están evaluando el tamaño de la tormenta, la estructura y el desarrollo y esta información también se transmite a los especialistas de huracanes a través del enlace de satélite. La mayoría de estos datos, los cuales son críticos en la determinación de la amenaza del huracán, no se pueden obtener desde el satélite.

Los propósitos de la investigación son más variados. Los científicos a bordo del avión van directo a las partes de la tormenta de interés, que podrían no estar cerca del ojo del huracán. Los experimentos pueden ser planificados para examinar las bandas de lluvia externas del huracán o la interacción con el medio ambiente. La información de estos vuelos es compartida a través del satélite con los meteorólogos en tierra para mantenerlos actualizados sobre el estado de la tormenta.

El avión G -IV de la NOAA generalmente no penetra en el ojo del huracán, pero se le asigna volar en escala de patrones sinópticos alrededor de la tormenta, la implementación de sondas a lo largo del camino, para contornear los caudales ambientales que se mueven en el huracán. En determinadas circunstancias, un Fuerza Aérea WC-130 también será asignado a volar un patrón similar en coordinación con el G-IV para aumentar la cobertura del flujo sinóptico de la misión.

Última revisión: 22 de abril 2010

Volver a la Página de Observaciones de los Ciclones Tropicales | Volver a la Página principal de Preguntas Frecuentes
Employee Tools
Stay Connected