Printer Friendly Version

Volver a la Página de la Climatología de Ciclones Tropicales | Volver a la Página Principal de Preguntas Frecuentes

Pregunta: G8) ¿Por qué los huracanes azotan la costa este de los EE.UU. , pero nunca la costa oeste?

Contribuido por Chris Landsea

Los huracanes se forman en la cuenca del Atlántico (incluyendo el Golfo de México y el Mar Caribe) hasta el este del continente de los EE.UU. y en la cuenca del Pacífico Nororiental hasta el oeste de los EE.UU. Sin embargo, los huracanes en el Pacífico Nororiental casi nunca azotan los EE.UU., mientras que los de la cuenca del Atlántico azotan el continente de los EE.UU. menos de dos veces al año como promedio. Hay dos razones primordiales. La primera es que los huracanes tienden a moverse hacia el oeste-noroeste después de formarse en las latitudes tropicales y subtropicales. En el Atlántico, tal movimiento trae muchas veces el huracán a las cercanías de la costa este de los EE.UU. En el Pacífico Noroccidental, una trayectoria hacia el oeste-noroeste aleja los huracanes de la costa oeste de los EE.UU. En adición a la trayectoria general, un segundo factor es la diferencia en las temperaturas del mar a lo largo de la costa este y oeste de los EE.UU. A lo largo de la costa este de los EE.UU., la corriente del Golfo provee una fuente de aguas calientes (> 80°F ó 26.5°C) para ayudar a mantener el hurácan. De todos modos, a lo largo de la costa oeste de los EE.UU., las temperaturas del océano rara vez suben por encima de los 70s, aún en medio del verano. Tales temperaturas relativamente frías no son energéticamente suficientes para sostener la fuerza de un huracán. Por eso, los ciclones tropicales del Pacífico Noroccidental, que ocasionalmente se mueven hacia la costa oeste de los EE.UU se debilitan rapidamente o pierden fuerza al encontar estas aguas más frías.

Recientemente, Chenoweth y Landsea (2004), re-descubrieron que un huracán azotó a San Diego, California en Octubre 2, 1858. Daños sin precedentes se observaron en la ciudad y fue descrito como los vientos con fuerza de galerna más severos que se hallan sentido en aquel tiempo. La intensidad de estos vientos no ha igualada o superada desde entonces. Los vientos de fuerza de huracán en San Diego son los primeros y únicos vientos documentados de esta fuerza de ciclón tropical en la historia grabada del estado. Mientras que los récords climatológicos están incompletos, el 1858 pudo haber sido un año de El Niño, el cual pudo haber permitido que el huracán mantuviera su intensidad a medida que se movió hacia el norte a lo largo de aguas más calientes de lo usual. Hoy día, si un huracán de Categoría 1 hiciera un contacto directo en San Diego o Los Angeles, el daño causado de tal tormenta probablemente estaría en el orden de algunos miles a cientos de millones de dólares. El re-descubrimiento de esta tormenta es relevante a los problemas del cambio climático y las comunidades de aseguradoras y manejo de emergencias en la evaluación del riesgo de eventos raros y extremos en la región.

Volver a la Página de la Climatología de Ciclones Tropicales | Volver a la Página Principal de Preguntas Frecuentes
Employee Tools
Stay Connected